Cosmética y Cuidado Natural.El cuidado coherente.

            Desde pequeña he visto cómo mi madre y todas las mujeres de mi familia se han cuidado la piel.

            Era importante mantenerla limpia, joven y sana. Geles y jabones que respetaran el ph, cremas y/o lociones para que la piel estuviera nutrida e hidratada, para que no se quemara si le iba a dar el sol, antiarrugas, curarse las heridas, etc…Aprendí a prestar atención a la piel.

(pixabay)

            Fruto de esta atención, he aprendido que no sólo se cuida la piel desde fuera, sino que también se hace desde dentro (la forma en la que nos alimentamos se refleja en nuestra piel, así como la forma en la que descansamos, la forma en la que respiramos, la forma en la que pensamos, la forma en la que nos relacionamos, la forma en la que vivimos…). Esto es muy importante.

            Pero por hoy, voy a centrarme en el cuidado externo de la piel. Algo que podemos aprender rápido y fácil.

(pixabay)

            La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y sirve para protegernos, principalmente. No es raro, entonces, que debamos protegerla si queremos que ella nos proteja, si queremos que la piel haga su función ¿Qué significa proteger nuestra piel?

            La piel, así como todo nuestro cuerpo, está “hecha”, “diseñada” para estar en todo momento en un estado natural de salud. Se trata de la función propia de las células, regenerarse, reemplazarse de la mejor forma posible. Es su tendencia natural.

            El cuidado de la piel, siguiendo una forma natural, consiste pues en respetar el funcionamiento natural de ésta. Es decir, dejar que la piel haga lo que tiene que hacer. Para ello es fundamental usar productos elaborados naturalmente, con ingredientes naturales afines a nuestra piel.

(pixabay)

(C.F.G)(C.F.G.)(C.F.G.)(C.F.G)

            Cuidar nuestra piel no es controlarla, sino, respetarla. Alimentarla desde fuera con productos naturales, como ella. Dándole lo que necesita, no forzándola para que se comporte de alguna manera. Primero observar, sentir y después pensar. El problema es que pensamos en primer lugar y nos olvidamos de observar y sentir. Es una cuestión de lógica y coherencia. Podría hablaros de algunos ingredientes perjudiciales presentes en un simple jabón de tocador de estas famosas marcas que están a nuestro alcance pero no es necesario para que nos demos cuenta de qué es lo que no tiene sentido, ¿Cómo vamos a cuidar nuestra piel usando productos que no son naturales si nuestra piel es algo natural? Lo único que tiene sentido en lo natural es lo natural. Es simple.

            Otra respuesta a la pregunta “¿qué significa proteger nuestra piel? “ es la siguiente: Proteger nuestra piel significa evitar el uso de sustancias y productos que interfieran en el funcionamiento natural de la piel. Un ejemplo: los desodorantes, lo que entendemos por “desodorantes” pero que en realidad son “antisudorales”, es decir, bloquean la función natural de la transpiración (sudor) y eliminan bacterias que son necesarias para que la piel mantenga su flora necesaria para realizar su función de protección al cuerpo. Si hueles a sudor existen alternativas sencillas y más sensatas que agredir a tu propio cuerpo: “lavarte cuando huelas a sudor” o “ponerte desodorante natural” que son sustancias procedentes de la naturaleza y que, precisamente, tienen la función de eliminar el olor sin resultar perjudicial para tu salud. Así de sencillo.

            Como vemos, el cuidado natural es el cuidado coherente, es el que respeta y contribuye al funcionamiento diario de nuestro cuerpo. Tan importante es ayudarlo a que funcione como tiene que funcionar (cosmética natural) como dejar de agredirlo impidiendo solamente de esta forma que funcione correctamente (cosmética industrial). Y no olvidemos la importancia que tiene usar productos naturales para nuestro medio ambiente, para nuestros árboles, para nuestras tierras, para nuestra VIDA.

(pixabay)

Tienes que saber que, en este instante hay muchas personas a tu disposición, desde este blog estaremos encantadas de aclararte cualquier duda o inquietud que tengas, podemos ponerte en contacto con tiendas, avisarte de mercadillos donde encontrar productos totalmente elaborados de forma natural. Estamos seguras de que en tu zona puedes descubrir otras personas que son usuarias de cosmética y alimentación ecológica.

 ¡Experimenta lo natural, experimenta tu propia naturaleza!

(ecologicosgrazalema)

Autora: Carmen Fernández Gálvez. Licenciada en Psicologia y productora de Cosmética Natural. Moclinejo (Málaga). Agosto de 2019.