El cerdo ecológico de Grazalema

El cerdo ecologico de Grazalema

La finca Viña el Candil  esta situada junto al pueblo de Grazalema, en el corazon del decano de los  Parques Naturales de Andalucia,  declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1975.

Por sus características orográfricas y ambientales, la Finca Viña El Candil, ha sido un terreno rico en cultivos y frutos naturales, en el que desde tiempos inmemoriables, nuestros antepasados vienen practicando  la Agricultura y Ganaderia en ecológico.

El  excelente clima del lugar, la calidad del agua y del aire, junto con la presencia de masa forestal, encinas, quejigos y una gran diversidad de arbustos y plantas,  permiten  la cria del Cerdo Ibérico (pequeño cruce con duroc); en unas condiciones ambientales óptimas para luego conseguir el mejor sabor en sus carnes, embutidos, paletas y  jamones.

En la epoca primaveral, estos se alimentan de hierbas frescas y cereales como el maiz ecológico  cultivado de forma tradicional en la finca. En verano se les alimenta tambien con productos de la huerta ecológica y ya durante el Otoño- Invierno se terminan de engordar con la bellota.

Estos cerdos viven en una situacion de libertad plena, siendo participes de los cambios climaticos y los  fenomenos  atmosfericos propios de estas altitudes; cuya superficie se encuentra a mas de 800 metros sobre el nivel del mar. Alta montaña y procesos ecológicos les reporta al cerdo el peso y  textura  adecuados y equilibrio en grasas.

Al llegar a un peso idóneo, entorno a las 9 o 10 arrobas, se produce el  sacrificio en el matadero ecológico de Benaojan (Icarben) y a continuacion se lleva a cabo la elaboracion, envasado y etiquetado de los productos en la Fabrica Ecológica de Chacinas Piñero de Benaocaz, por lo que, los cerdos  permanecen dentro del Parque Natural en todo momento.

Las paletas y Jamones ecológicos desprenden un aroma y sabor autentico que ha requerido de una especial dedicacion y esmero de los responsables de la Fabrica  durante el proceso de curacion. Este suele durar como mínimo 18 meses para las paletas y 24 para los jamones.

Tras el largo proceso de curacion, las piezas son puestas a la venta para el disfrute de los consumidores.

 Nunca podemos olvidar el excelente trabajo que realizan los ganaderos los profesionales encargados de la curación a lo largo de una etapa que puede durar entre 3 y 4 años.

“La produccion de la marca Viña Candil es muy limitada y se trabaja con mucho cariño e ilusión, intentando contribuir con nuestro pequeñito grano de arena, al fomento de una Cultura de Vida Sana en el medio rural,  basada en prácticas saludables, procesos respetuosos con el medio y las cosas bien hechas”. Estamos convencidos de que es posible hacer las cosas mejor y de otra manera, por ello, perseguimos la NO DESAPARICION de lo que siempre ha sido efectivo para la Vida. Hoy por hoy pensamos que aquellos que nos precedieron no estaban tan equivocados”.

El Parque Natural Sierra de Grazalema

Maria Jose Lara. Empresaria Rural